El “Oro Líquido” de nuestro planeta

El agua es un recurso natural muy importante; esta cubre casi el 80% de la superficie de la tierra pero para el consumo (el agua dulce) sólo contamos con un 1% para uso industrial, doméstico y empresarial. En el agua salada viven varias especies que sustentan importantes cadenas alimenticias y aportan el 60% de oxígeno del planeta.

El agua es un recurso de primera necesidad para la vida en el planeta. Todo ser vivo que se precie necesita hidratarse. De hecho, un ser humano adulto es un 60% agua, y en el caso de los bebés, un 78%. Si no logramos cuidar al máximo este recurso, no nos alcanzará para cubrir las necesidades de las personas, plantas, animales, para regar los jardines, entre otras actividades que sustentan a miles de generaciones. Igualmente al no ahorrar el agua, se ve afectada la economía de nuestro país y/o ciudad. De la misma forma en casa podemos contribuir con su cuidado, no malgastando y cerrando las llaves y por ejemplo al bañarnos utilizamos agua caliente, también ayudamos a ahorrar energía.

Aunque a veces se nos olvide, el agua es un recurso no renovable. Actividades como la deforestación, la sobreexplotación, una gestión inadecuada o el aumento de la población humana han empeorado la situación. Desde el año 1993, la Organización de las Naciones Unidas marcó el 22 de marzo como el Día Mundial del Agua, fecha que sirve para concienciar acerca de la importancia de este “oro líquido”.

Estudios de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estiman que, de aquí a 15 años, el 20% de países en vías de desarrollo tendrán dificultades para acceder al agua potable. Todo ello proviene de la distribución desigual y la gestión poco eficaz de los ciudadanos.

Por esta y muchas más razones a continuación te daremos 7 tips que puedes implementar en tu casa, oficina o en cualquier lugar

  1. No dejes el grifo abierto al lavarte los dientes o afeitarte
  2. Cambia tus electrodomésticos tradicionales por los que tengan la etiqueta A+, A++ o A+++. Estos electrodomésticos ahorran hasta un 50% por sus programas de media carga
  3. Reutiliza el agua 
  4. Racionaliza el riego estableciendo un sistema de riego por goteo o con aguas lluvias
  5. Ten cuidado con las fugas en el baño y la cocina
  6. Instala grifería termostática o electrónica en la cocina y el baño
  7. Coloca aireadores o reductores del caudal en los grifos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consultenos Estamos listos para atenderle